Una vocación de servicio

José Luis Roca · Dec 26, 2018 11:41:48 AM >

nick una vocación de servicioNick tiene los años jóvenes, y ya cuenta con una vasta experiencia de dedicación al prójimo, especialmente de servicio a los niños. Para ello considera que no pudo haber encontrado mejores espacios de formación de niños líderes con valores, como la iglesia y Visión Mundial, que le ayudó a formarse como tal y ahora le está ayudando a instruir a nuevos líderes.

En la iglesia a la que asiste desde muy niño, en compañía de su abuela con quien se crió, aprendió todo lo referente a la Biblia y en el Programa Los Chacos de Visión Mundial, en la que participaba desde los 9 años de edad, junto a otros 3000 niños, primero profundizaba esos conocimientos y luego lo replicaba a sus pares de la iglesia, formando una conexión más que natural entre la iglesia, Visión Mundial y los niños.

“Tenemos un fin común, más allá de la religión, más allá de la denominación es que creemos en Jesús y eso ha hecho que tengamos excelentes relaciones”, reflexiona ahora Nick que sigue apostando a las iglesias para llevar la enseñanza de la Biblia a través de la red de niños del Programa Patujú de Visión Mundial donde labora como asistente de patrocinio y donde ya antes colaboraba como voluntario.

Se siente comprometido tanto con la iglesia como con Visión Mundial, ambos espacios donde se desarrolló personal y profesionalmente bajo la guía de sus líderes. Liderazgo que luego le tocó asumir en la Convención Bautista Boliviana como presidente de los jóvenes durante dos años. “La vocación de servicio me la transmitieron desde niño y ahora yo también la transmito” apunta Nick. “Me gusta que los niños sepan de la Biblia, porque ahí dice "instruye a un niño en su camino y aún cuando fuera viejo no se apartará de él", entonces siento que es mi deber como cristiano, como persona, como un niño que un día fue beneficiario, transmitir a otros niños de las comunidades donde ahora estamos trabajando con el Programa” acotó Nick.

El joven líder siente desde lo más profundo de su ser que otros niños también tienen la necesidad de orientación, de que alguien le tienda la mano para que le acompañe por el rumbo del bien, para alcanzar sus metas que a veces parecen cuesta arriba y no siempre se puede alcanzar sin el soporte de alguien más.

 “Estar en World Vision me orientó mucho hacia quiénes yo podía ayudar, que eran los niños, Dios  y la Biblia dice que a ellos debemos orientar nuestra ayuda, porque de ellos es el reino de los cielos y todo lo que aprendí en Visión Mundial lo ponía en práctica en mi iglesia, para que también esos niños se nutran de Visión Mundial” comenta Nick. “Me enseñaron que a través de Dios nosotros podemos ser la luz, la sal, eso que marca la diferencia hacia otras personas” puntualiza.

26/12/2018

Suscríbete a nuestro Newsletter

Artículos más leídos