Muy a menudo olvidamos que fuimos niños

Programa Técnico de Protección · Aug 7, 2019 2:06:23 PM >

IMG_7452

Vivimos tan pendientes de no equivocarnos en la crianza de nuestros hijos e hijas que no nos ponemos a pensar que alguna vez fuimos niños, y en nuestra propia crianza pueden estar las respuestas y los aprendizajes más importantes.

Probablemente algunos crecimos rodeados de reclamos, gritos, a veces humillados, castigos prolongados y por qué no, quizá recibimos golpes. Estas y otras formas de crianza nos parecen normales porque no somos malas personas, resultaron para nosotros, por lo menos eso creemos.

En aquel tiempo al recibir el castigo, nos dolió, nos sentimos humillados, incluso culpables, entonces esos sentimientos vividos en el pasado deben ser la clave para comportarnos en el presente, con nuestros hijos e hijas; buscando relaciones de cariño y amor, basadas en el diálogo, sin violencia, con ternura.

La crianza con ternura es descubrir mi niño interior, sanar las heridas que dejaron en mi niñez; es  practicar una nueva forma de crianza, libre de violencia con la capacidad de cuidar y acompañar el desarrollo de mis hijas e hijos de una manera tierna y respetuosa.

07/08/2019

Suscríbete a nuestro Newsletter

Artículos más leídos